compartir en:

Este domingo, en la frontera sur de Texas, un agente de la Patrulla Fronteriza murió, luego de esta noticia, el presidente Donald Trump prometió que llevará ante la justicia a los responsables del crimen.

Por medio de su cuenta de Twitter, lanzó una amenaza hacia quien resulte responsable.

“Agente de la Patrulla Fronteriza muerto en la frontera sureste, otro mal herido. Vamos a buscar y llevar ante la justicia a aquellos responsables, lo haremos” escribió el mandatario, sin dar detalles.

Oficiales de la agrupación encontraron la mañana de este domingo al agente Rogelio Martínez junto con otro compañero herido, quien lanzó un llamado de auxilio a través de la radio, de acuerdo con las autoridades.

Los dos oficiales estaban eran parte del sector Big Bend de la Patrulla Fronteriza, antes conocido como Marfa, que se extiende por una amplia zona de la frontera sur de Texas, vecina a los estados mexicanos de Coahuila y Chihuahua.

Los hechos ocurrieron cerca de la comunidad de Van Horn, 193 kilómetros al sureste de El Paso Texas.

En un comunicado, la secretaria interina del DHS, Elaine Duke, señaló que Martínez y su compañero respondieron “a una actividad” mientras se encontraban en labores de patrullaje, aunque no se dieron más detalles sobre el tipo de heridas que ambos sufrieron.

“Estamos apoyando totalmente la investigación en curso para determinar las causas de este trágico evento. A nombre de un millón de oficiales y agentes del DHS, mis pensamientos y oraciones van a la familia y amigos del agente Martínez y el agente en condición seria”, dijo.