compartir en:

La detención de una migrante de la tercera edad en un autobús de Greyhound ha causado indignación y opiniones encontradas.

El momento fue compartido a través de redes sociales por la Coalición de Inmigrantes de Florida y ahora se ha vuelto viral.

Supuestamente el conductor le “mintió a los pasajeros” ya que les dijo que "agentes de seguridad efectuarían una inspección de rutina" pero la realidad fue distinta.

Un comunicado del grupo de defensa de migrantes informó que “los agentes de aduanas y de la Patrulla Fronteriza entraron y exigieron a los pasajeros presentar una prueba de ciudadanía”

En el video grabado por uno de los pasajeros se puede ver cuando dos agentes interrogan a la mujer y la escoltan fuera del transporte.

Tras el arresto fue entregada a las autoridades y hasta el momento su familia no ha podido comunicarse con ella.

La víctima identificada como Beverly fue a visitar a su hija y nieta.

Al enterarse de la situación, su hija declaró que se sentía angustiada por lo ocurrido.

"La dejé en la parada de autobús de Greyhound el viernes por la mañana y nunca supe de su llegada. Estoy muy preocupada por estos oficiales que la interrogan sin un abogado presente”.

Por su parte, funcionarios de ICE aseguraron que la mujer originaria de Jamaica se había quedado más tiempo del permitido en su visa de turista.

Cabe destacar que la Cuarta Enmienda protege a las personas de las detenciones y registros arbitrarios aunque la Ley Federal omite esto en áreas dentro de las 100 millas de la frontera de los Estados Unidos.

Además, según la Unión Americana de Libertades Civiles, los agentes "no pueden detener a nadie sin una 'sospecha razonable' de una violación o delito de inmigración".

Hace algunos días, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos anunció que se realizarían “nuevas redadas” en todo el país.