compartir en:

La media noche del viernes pasado, el Gobierno Federal anunció el cierre de sus actividades, debido a que se venció el plazo para que republicanos y demócratas llegaran a un acuerdo para aprobar el Presupuesto Federal en el Senado.

Cabe recordar que el 21 de diciembre del 2017, la Cámara de Representantes aprobó una iniciativa temporal de gasto para evitar el cierre, pero excluyó cualquier alivio migratorio para los beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), la mayoría mexicanos.

Con 231 votos a favor y 188 en contra, el proyecto de ley mantenía el financiamiento del gobierno federal hasta el 19 de enero y sería turnado de inmediato al Senado para su votación final.

El día de la votación llegó y para dar luz verde a los presupuestos eran necesarios 60 votos a favor, de los cuales, diez estaban a cargo de los demócratas para poder  aprobar el “Proyecto Republicano”; (Plan para criminalizar la estadía indocumentada, cancelación de lotería de visas y el otorgamiento de una residencia provisional a los dreamers protegidos por DACA, etc.), pero ante la negatividad se anunció el cierre federal de forma indefinida.

Pero… ¿Qué significa el cierre?

Debido a la falta de acuerdo para extender el presupuesto, el gobierno federal detiene temporalmente algunas de sus actividades por falta de fondos, ya que el Congreso no ha asignado dinero para financiarlas.

La mayoría de los servicios del gobierno se paralizan, el 40 por ciento de la fuerza de trabajo gubernamental es suspendida sin pago.

¿Quiénes se ven afectados?

Miles de empleados federales civiles recibieron licencia para ausentarse forzosamente de sus puestos de trabajo,  sin goce de sueldo, la mayoría pertenecen a departamentos de Vivienda, Medio Ambiente, Educación y Comercio, también se incluye la mitad de los trabajadores del Tesoro, Salud, Defensa y Transporte.

Los parques nacionales, zoológicos y los monumentos también podrían ser cerrados, tal y como ocurrió en Nueva York con dos de sus destinos turísticos más importantes: la Estatua de la Libertad y la Isla Ellis habían parado funciones.

En cuanto a la Casa Blanca, aproximadamente 1.056 trabajadores de la Oficina Ejecutiva del Presidente se ausentarán, mientras que 659, considerados esenciales, continuarán su trabajo normalmente.

¿Quiénes siguen trabajando?

Como se mencionó anteriormente, trabajan aquellos que se consideran empleados esenciales como los del Departamento de Justicia, el Departamento de Seguridad Nacional, empleados de Aduanas, Protección Fronteriza, administración de Seguridad en el Transporte, la Agencia de protección ambiental y el Departamento del Tesoro

Consecuencias del Cierre

El cierre de la administración no solo afecta a departamentos y trabajadores gubernamentales, también hay grandes cambios en la economía, acuerdos y agenda del presidente.

Hasta el momento se ha informado que el presidente Donald Trump, se vio obligado a cancelar su viaje a Suiza, donde se realizó el Foro Económico Mundial de Davos.

También se dio a conocer a través de la cuenta de Twitter del mandatario que pretende activar la llamada opción nuclear, que consiste en que el líder de la mayoría en el Senado, en este caso, el republicano Mitch McConnell, puede convocar de manera discrecional y que cambia las reglas del Senado, al requerir una aprobación sólo por mayoría simple (51) y no de 60.

De acuerdo a un informe de S&P Global publicado en diciembre pasado, los efectos en la economía estadounidense podrían ser graves y calculada en un millón debido a la disminución de la actividad económica, así como la nula actividad de trabajadores, informó The Guardian.

¿Cuánto duraría el cierre?

En realidad no se tiene una fecha establecida, ya que como se mencionó “es de forma indefinida”, hasta que se llegue a un acuerdo entre ambos partidos en el Senado.

En 2013 durante el gobierno de Barack Obama, se tomó esta medida la cual duró 16 días, donde se estimó que alrededor de unos 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales dejaron sus puestos.

En este año 2018, la administración de Donald Trump anunció una iniciativa de ley que reabre el gobierno federal de Estados Unidos temporalmente hasta el 8 de febrero, para acordar el presupuesto destinado a su política migratoria.

Por otro lado, Michell McConnell, líder republicano, informó que se compromete a presentar en el Senado una iniciativa de ley sobre DACA si no hay acuerdo antes de dicha fecha.