compartir en:

Este domingo en su último día de viaje por América Latina, el Papa Francisco dijo que la Operación Lava Jato -que destapó el pago de cientos o miles de millones de dólares en sobornos en Brasil, Perú, Venezuela y otros países de la región  es “simplemente una anécdota chiquita” de la realidad de corrupción que azota al continente.

“El caso Odebrecht es simplemente una anécdota chiquita, te tapo esto y me tapas esto”, dijo el Papa en referencia a la empresa constructora brasileña que está en el centro de la trama de pagos ilícitos a personalidades y campañas políticas a cambio de contratos de obra pública y favores.

"No descuidemos el futuro de la dirigencia de los pueblos. Si solo entienden el lenguaje de la corrupción, estamos fritos", dijo el Papa, asimismo reafirmó que “la política está enferma, está muy enferma en América Latina”.

Cabe recordar que el pasado viernes, en su segundo día de visita, dijo ante el presidente actual de Perú, Pedro Pablo Kucyznski, sospechoso de haber recibido también dinero ilícito de Odebrecht, que la corrupción es un “flagelo social”, un “virus” lo “infecta todo”.