compartir en:

La Comisión Atlética de Nevada tiene la última palabra para cancelar o no la pelea del 5 de mayo entre Gennady Golovkin y el mexicano Saúl Canelo Álvarez, quien arrojó positivo en un control antidopaje por niveles mínimos de clembuterol.

Sin embargo, suspender el combate tendría consecuencias económicas severas, pues significaría renunciar a una suma cercana a los 135 millones de dólares, monto que se recaudó por la venta de entradas y pago por evento en la pelea del mes de septiembre.

Ante esa situación, al mexicano le podrían aguardar constantes exámenes antidopaje para demostrar que en realidad el clembuterol encontrado en su organismo se debe al consumo de carne contaminada, no para sacar ventaja en el combate ante el kazajo.

En dichos exámenes el mexicano no puede dar positivo de nueva cuenta y para ello, el tapatío debe seguir una dieta estrictamente vigilada para evitar la sustancia prohibida, de lo contrario la Comisión Atlética de Nevada se vería obligada a cancelar el combate.

Canelo arrojó positivo en exámenes realizados los días 17 y 20 de febrero y la sustancia tarda en ser eliminada del cuerpo entre 60 y 80 días (tres días, aproximadamente).  Las pruebas realizadas por la Agencia Voluntaria Antidopaje arrojaron que por cada mililitro de orina se encontraron 0-6-0.8 nanogramos (un nanogramo es la millonésima parte de un gramo), es decir, el porcentaje es realmente mínimo.

ORIGEN DE LA IMAGEN: MEXSPORT