compartir en:

Una operación de tres días llevada a cabo por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Alaska, Oregón y Washington arrestó a 84 personas por tener reingresos ilegales o ser  fugitivos de inmigración, informó la Oficina de Inmigración y Aduanas.

“Esta operación pone de relieve nuestro compromiso de promover la seguridad pública a través de la persecución de criminales que viven ilegalmente en los Estados Unidos”, expresó el director de la oficina de ICE en Seattle, Bryan Wilcox.

De los arrestados, 60 tenían antecedentes penales, incluyendo condenas anteriores por crímenes sexuales, delitos de drogas y violencia doméstica.

Los arrestados fueron 77 hombres y 7 mujeres, incluyeron nacionales de 12 países.  México 64; Guatemala 8; Honduras 2; El Salvador 1; Reino Unido 1; Camboya 1; Brasil 1; Laos 1; Filipinas 2; Samoa Occidental 1; Myanmar 1; y Rusia,

El delincuente de nacionalidad rusa fue arrestado en Portland cuyo antecedente criminal incluye una condena previa por posesión de metanfetamina; y un mexicano previamente deportado tenía condenas por violencia doméstica y agresión, informó el comunicado oficial de ICE.

Algunas de las personas arrestadas durante el operativo serán presentadas ante la fiscalía federal y podrían ser sentenciados hasta con 20 años de prisión.

Aquellos que no sean procesados ​​penalmente serán sentenciados ​​para ser removidos del país. Las personas que tienen órdenes pendientes de deportación, o que regresaron a los Estados Unidos ilegalmente después de ser deportado, están sujetas a la expulsión inmediata del país.

“Nuestros oficiales continuarán en sus esfuerzos por crear comunidades más seguras identificando y eliminando a aquellos que no están dispuestos a cumplir con las leyes de los Estados Unidos”, enfatizó el comunicado.