compartir en:

Este martes activistas exigieron al líder demócrata en el Senado que cierre las operaciones del gobierno de Estados Unidos si el Congreso no incluye en el presupuesto una Ley Dream limpia, o que no contenga condiciones desfavorables contra otros migrantes.

En una protesta en la que participaron alrededor de un centenar de personas, activistas entregaron en las oficinas en Nueva York del líder demócrata en el Senado, Charles Schumer, firmas de 250 mil personas que apoyan la aprobación de una Ley Dream sin condiciones antes de esta Navidad.

Una Ley Dream es actualmente discutida como parte del presupuesto, aunque el gobierno federal pretende aprobarla a cambio de multiplicar recursos para construir un muro con México y para incrementar de manera significativa la maquinaria de deportación.

El Partido Republicano necesita el respaldo de demócratas para aprobar durante este año el presupuesto. De no llegar a un acuerdo sobre el presupuesto, el gobierno deberá clausurar sus operaciones, como sucedió en una ocasión durante la administración del presidente Barack Obama.

Numerosos activistas han presionado a los demócratas para que mantengan firme su apoyo a una Ley Dream que evite endurecer al mismo tiempo políticas que criminalizarían de manera adicional a los nueve millones de inmigrantes indocumentados que no se beneficiarían con esta legislación.

Además de la acción realizada esta tarde frente a las oficinas de Schumer en Manhattan, activistas planean montar una vigilia por la noche frente a la casa del senador, en el condado de Brooklyn.