compartir en:

Luego de que se dieran a conocer la detención de más de 200 inmigrantes en una semana en Carolina del Norte, activistas, líderes religiosos han mostrado su preocupación por lo que han revelado las nuevas tácticas de los agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con versiones de activistas “La Migra” se enfocan en la ruta de la casa del trabajador y su lugar de empleo, los siguen cuando dejan a sus hijos en la escuela o llegan de madrugada a la residencia. Lo hacen rápido y en silencio.

Ante esta estrategia los empleados de construcción son los más vulnerables, así como la gente que labora en restaurantes y pequeñas tiendas y aunque este metodo es nuevo en algunos estados, Texas, Georgia y Arizona ya han implementado estas movilizaciones.

 “ICE tiene poca o ninguna consideración por el bienestar de las personas y la salud financiera, mental y física de sus hijos y seres queridos”, expresó el grupo El Pueblo.

Asimismo, señalan que el alto índice de detenciones es por la nueva estrategia, el portavoz de ICE, Carissa Cutrell, indicó que los arrestos no fueron un esfuerzo coordinado, sino parte de sus movilizaciones diarias.