compartir en:

El número de migrantes que fallecieron al cruzar la frontera entre México y Estados Unidos aumentó en 2017 respecto al año anterior, a pesar de que el número de cruces reportado por la Patrulla Fronteriza disminuyó en un 44 por ciento.

En 2017, 412 migrantes muertos fue el récord comparado con 398 en 2016, de acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas. Esta información fue recopilada en el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM con sede en Berlín.

“El aumento de muertes es especialmente preocupante, ya que los datos indican que muchos menos inmigrantes ingresaron a los Estados Unidos a través de la frontera con México en el último año”, dijo Frank Laczko, director del Centro de Datos de la OIM.

La Patrulla Fronteriza de EU reportó 341 mil 084 cruces de migrantes en la frontera Suroeste de los Estados Unidos en 2017, comparado con las 611 mil 689 en 2016.

Como la probabilidad de arrestos creció, los migrantes tienden a buscar rutas más remotas para evitar ser aprehendidos.

La exposición prolongada a los ambientes extremos en la frontera, donde las temperaturas rebasan los 40 grados centígrados (104 Farenheitt), y las dificultades de tener asistencia médica en áreas remotas, han sido citadas repetidamente como principales causas de muerte.

Texas, donde fueron registradas 191 muertes de migrantes en el último año, es un área particular de preocupación, indica el informe.

En 2017, se registró un 26% de aumento con respecto a las 151 muertes registradas en Texas en 2016.

La oficina de la OIM en México informó que esto se debió, en parte, a las fuertes lluvias de principios de 2017, lo que hizo que cruzar la frontera a Texas fuera más difícil, ya que el Río Grande fluía más rápido y profundo. Sin embargo, no se ha encontrado una explicación similar para el aumento de muertes de migrantes en otras áreas a lo largo de la frontera.

El número de decesos reportado por la Patrulla Fronteriza de EU incluye sólo aquellos con los cuales incluye sólo aquellos casos con los cuales los agentes tuvieron un trato directo, lo cual significa que las cifras reportadas a nivel federal podrían subestimar seriamente el número real de pérdidas humanas, dice Julia Black, coordinadora del Proyecto Migrantes Desaparecidos.

Cabe recordar que en una cumbre celebrada en Nueva York en septiembre de 2016, jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo aprobaron el pacto global sobre migración que las Naciones Unidas prevé aprobar este año y que incluirá compromisos específicos para reforzar la protección de los migrantes y aumentar las vías de inmigración legal, según el primer borrador hecho público ayer en esa ciudad estadounidense.