compartir en:

La Clínica de Geriatría de la Ciudad de México ha brindado, desde el pasado 29 de agosto –que inició operaciones— al mes de noviembre, 155 atenciones a pacientes con demencia, deterioro cognitivo o queja de memoria, de las cuales 62 están relacionadas con demencia con componente neurodegenerativo y 93 con deterioro cognitivo.

La Secretaría de Salud capitalina (Sedesa) detalló que del total, 51 personas fueron hombres y 104 mujeres.

Esta clínica –ubicada en la delegación Iztacalco y enfocada a población adulta mayor— da atención especializada y aplica pruebas específicas para la identificación del grado de afectación en los diferentes tipos de memoria, la concentración, orientación y cálculo, entre otras funciones mentales.

Además, ha realizado 63 atenciones relacionadas con la aplicación de pruebas especializadas de neuropsicología.

El servicio es dado por personal de salud mental, integrado por las áreas de psicología, neuropsicología, neurología y psiquiatría. En todos los casos se realizan diversas intervenciones con los pacientes y familiares y/o cuidadores.

Algunas de las acciones consisten en ofrecer información acerca de los padecimientos de demencia y de deterioro cognitivo. El objetivo es dar a conocer los posibles escenarios que pueden presentar las personas que tienen dichos diagnósticos, haciendo hincapié en las implicaciones negativas sobre las actividades que se efectúan en la vida cotidiana.

La Clínica de Geriatría también cuenta con servicios de nutrición, odontología y rehabilitación.

Actualmente trabaja en la conformación de grupos de pacientes y familiares y/o cuidadores, con la finalidad de otorgar una atención interdisciplinaria e integral.

Algunas de estas actividades grupales, que iniciarán en enero, serán talleres de memoria, aceptación de la enfermedad, apego a los tratamientos –farmacológico y no farmacológico—, psicoeducación, además de saber cómo actuar en casos de agitación y otros trastornos de la conducta.