compartir en:

Arizona abandonó formalmente esta semana la idea de construir su propio muro en la frontera con México, al ser anulado un organismo que quedaba cómo vestigio de una ley estatal aprobada en el pico de la ola antiinmigrante que predominó en la legislatura estatal hace seis años.

DECISIÓN

La decisión se da seis años después de que la entonces gobernadora de Arizona, Jan Brewer, promulgara una ley que autorizaba la construcción del muro a través de donaciones privadas y creaba el Comité de Seguridad de la Frontera, integrado por miembros del Senado y de la Cámara de Representantes de Arizona.

Un comité legislativo constituido tras la promulgación de una ley en 2011 que autorizaba la construcción de un muro en la frontera de Arizona con México con financiamiento de donaciones privadas, fue disuelto este martes al ser incapaz de recabar el dinero necesario para el proyecto.

EL FALLO

En el 2011, la meta del comité encabezado por el senador estatal republicano Steve Smith, era recabar unos 50 millones de dólares. Tras seis años, y la creación de un sitio en internet para aceptar las donaciones, el comité solo logró recaudar 55 mil 634 dólares.

Smith, quien busca ahora ser electo cómo representante federal, dijo que no consideraba que todo el esfuerzo hubiera sido una pérdida de tiempo, al sostener que valió la pena, solo por motivos de relaciones públicas.