compartir en:

En el metro de California, un policía sacó a la fuerza a una pasajera latina por supuestamente subir los pies a un asiento. Los hechos ocurrieron en la estación de Westlake/MacArthur Park.

El momento fue grabado por uno de los testigos y ahora se está haciendo viral en redes sociales.

Según el código de conducta del metro, está prohibido comer, beber, tirar basura y colocar los pies o los zapatos en los asientos.

Sin embargo, el Departamento de Policía inició una investigación tras recibir una queja luego de la detención de dos mujeres por este incidente.

La confrontación inició cuando el policía se acercó a la hispana para solicitarle que quitara el pie del asiento.

Después de que ella se negó, él la tomó del brazo y ésta se resistió mientras intentaba agarrarse a una barandilla. Se quejó de que el agente de la ley no le permitía obtener su teléfono celular y otras pertenencias dejadas en su lugar.

Ya fuera del tren, el sargento le sostuvo los brazos a la espalda mientras la gente de la estación se reunía alrededor y un sujeto grabó el encuentro.

"Vamos, ¿crees que puedes hacer esto?", gritó otra mujer al sargento. "Sí, puedo", respondió el agente.

La gente protestó argumentando que la víctima sólo tenía 18 años, y él respondió: "No me importa".

Varios espectadores le dijeron al hombre que estaba abusando de su poder y la joven también lo maldijo.

"Esto no es (...) justo que me sacaras del tren porque tenía mi pie allí, porque me sentía cómoda así", dijo. "No hay una ley que me diga que no puedo sentarme de esa manera porque pagué para estar ahí".

Una segunda mujer se acercó y comenzó a gritarle al oficial, diciéndole que ahora tenía "mucho poder” pero que la gente lo estaba viendo.

Finalmente una de ellas fue citada por conducta ruidosa en un tren y liberada, mientras que la segunda fue arrestada bajo sospecha de agresión contra un oficial de policía.