compartir en:

El pasado 9 de enero,  la mexicana Alma Berenice Osorio de Viana  fue presuntamente asesinada por su pareja en Kasterlee, Bélgica, lugar donde residía desde hace años.

Hace algunos días el gobierno mexicano anunció que apoyará a los familiares en todo lo que necesiten con asistencia y protección consular.

Además dio a conocer que las leyes belgas dictan que la custodia de las hijas de la víctima está en manos de la pareja de Alma Berenice.

 “La Embajada ha realizado múltiples gestiones ante distintas autoridades belgas, incluyendo la Policía de Amberes y el Tribunal de la Juventud en la ciudad de Turnhout, para dar seguimiento puntual al caso penal y los procesos civiles derivados de los hechos, incluyendo la posible repatriación de restos y trámites relativos a la custodia de las hijas de la víctima. Cabe señalar que, de acuerdo con las leyes belgas, hasta que el sistema judicial de ese país declare lo contrario, la pareja de la connacional y padre de las menores tiene el derecho a decidir sobre ambos asuntos, debido a que es considerado concubino”, informó la dependencia en un comunicado.

La SER indicó que los familiares ya están en Bélgica y recomendó entablar contacto legal con sus representantes.

La mexicana falleció en el hospital AZ St. Elisabeth, ubicado en Herentals. Bélgica, sitió al que llegó con su novio Tom, quien se convirtió en el principal sospechoso.

El diario local HLN aseguró que el hombre admitió el crimen que dejó sin madre a dos niñas de 2 y 6 años.

Alma conoció a Tom en Puerto Vallarta, Jalisco; tenía 7 años viviendo en Bélgica.

Los padres de Alama fueron informados de lo ocurrido por la embajada belga, ellos exigieron de inmediato la repatriación del cuerpo y la custodia de las niñas.

Por su parte, la familia del presunto homicida tenía la intención de enterrar el cuerpo en Bélgica.

Por lo que la situación se hizo pública en Change.org, donde los padres de la víctima piden la repatriación del cuerpo, asesoría legal gratuita, apoyo económico para los gastos funerarios y custodia de las pequeñas.

Finalmente, la Embajada de México en Bélgica publicó un comunicado en el que aclaró que Alma Berenice Osorio de Viana murió a consecuencia de “violencia doméstica” en la localidad flamenca Kasterlee.