compartir en:

El brasileño Philippe Coutinho, el fichaje más caro en la historia del Barcelona, llegó lesionado. El sudamericano fue sometido a las pruebas médicas de rigor antes de firmar contrato y ser presentado ante su nueva afición, y los resultados arrojaron problemas en el muslo derecho.

El parte médico del club catalán informó que Coutinho padece una “lesión evolutiva” en el músculo “recto femoral anterior” y el tiempo de baja se pronostica en torno a los 20 días, por lo que se perderá los partidos contra la Real Sociedad, Real Betis y probablemente ante Alavés.

Asimismo, el brasileño está imposibilitado para jugar la Champions con el cuadro catalán lo que resta de la temporada, ya que jugó la fase de grupos con el Liverpool, su exequipo, y la UEFA impide a un jugador disputar el torneo con dos clubes distintos.

No es la primera vez que el cuadro catalán realiza un fichaje arriesgado como este. En 2014, después del Mundial de Brasil, cerró la transferencia de Luis Suárez, pese a que la FIFA le impuso una suspensión de cuatro meses por morder al italiano Giorgio Chiellini.

Una vez realizadas las pruebas médicas, Coutinho firmó el contrato que lo liga al club blaugrana por los próximos cinco años y durante la conferencia de prensa no se tocó el tema de su lesión. “Tengo que dar las gracias a mucha gente, en primer lugar a Dios, pero también a mi mujer y mis padres. También los esfuerzos del Barcelona y su presidente porque tuvieron mucha paciencia”, dijo el refuerzo.