compartir en:

Ante la incertidumbre sobre su futuro en Estados Unidos y la duda incluso de si pasará con sus familiares al encontrarse en un limbo legal por su status DACA, la inmigrante mexicana Laura Coache, de 26 años, oriunda de Oaxaca, México, y beneficiaria de DACA, hizo un llamado a los representantes del Sur de Florida, Carlos Curbelo y Mario Díaz Balart, así como otros miembros del Congreso a que apoyen de manera “urgente” un “Dream Act limpio” antes de Navidad.

“Durante los últimos cinco años el programa nos ha dado alivio, pudo ir a la escuela, llevar a mi hija a la escuela y trabajar para alimentar a mi familia, pero esto se ha terminado”, dijo Coache en teleconferencia organizada por la campaña proinmigrante “We Be- long Together”.

Coache indicó que su permiso de DACA expira el próximo 22 de diciembre, justo antes de Noche Buena y pese a que ya solicitó una extensión aún no ha recibido respuesta.

“No sabemos cómo vamos a pasar navidades”, dijo la madre de una menor de 10 años ciudadana.

La semana pasada 15 republicanos de la Cámara de Representantes anunciaron que quieren una solución legislativa para finales de 2017 que favorezca a 800 mil inmigrantes traídos desde niños por sus padres.