compartir en:

Este lunes el expresidente George W. Bush, dio la bienvenida a 49 personas que acaban de obtener su ciudadanía estadounidense, en una ceremonia de naturalización que se realizó en su centro presidencial.

Durante su discurso Bush destacó la importancia que tiene la inmigración para los Estados Unidos.

"Las generaciones de recién llegados  han dejado su huella en nuestro carácter nacional, en rasgos que los amigos en el extranjero todavía reconocen como claramente estadounidenses: nuestro optimismo, nuestra independencia y apertura a lo nuevo, nuestra voluntad de luchar y arriesgarnos, nuestro sentido de la vida como una aventura, dignificada por la libertad y responsabilidad personal”.

Asimismo la ex primera dama Laura Bush, también se dio tiempo para dar unas palabras a los nuevos ciudadanos americanos. 

"Nuestro estado” -dijo, en referencia a Texas – “es una tierra de migrantes. Somos un estado más rico gracias a las culturas que se han asentado en nuestra tierra”.

El expresidente finalizó su intervención señalando la importancia de la comunidad migrante y señaló que es necesario modernizar las leyes migratorias.