compartir en:

Tras la explosión del ferri en Playa del Carmen del pasado 21 de febrero, el gobierno canadiense emitió una alerta en donde aconseja a sus connacionales no viajar en sus transbordadores turísticos.

Días antes, el gobierno estadounidense también exhortó a no utilizarlos.

Ambos gobiernos coinciden en que la explosión se derivó por un artefacto explosivo y no de una falla mecánica, como alega el gobierno mexicano.

El ferri que explotó pertenece a la familia del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, en éste viajaban tanto turistas nacionales como extranjeros.

En el accidente dejó como saldo 26 heridos.

Sin embargo, la Secretaría Estatal de Turismo (SEDETUR) aseguró que Quintana Roo no representa un peligro para los turistas extranjeros; y respecto al accidente con el transporte turístico, informó en un comunicado que aceptó colaborar con el FBI para investigar los hechos.

Y es que tanto Canadá como Estados Unidos son una fuente grande de ingresos para México, en lo correspondiente al turismo.

En días pasados, Alemania emitió una alerta de viaje para sus connacionales, en donde advierte del aumento de la violencia en el país.

Recalcó a Puebla, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y al Estado de México.

En el documento, aseguró que la violencia aumentará en los comicios del 1 de julio.

Sin embargo, para el embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, el documento emitido no son más que consejos para viajar a la República Mexicana, “como lo haría otro país”, dijo en entrevista con Notimex.

Fuente de la imagen: http://agencia.cuartoscuro.com/agencia/details.php?image_id=691307&mode=search