compartir en:

La publicación comenzó a circular en redes sociales y llegó a manos de la Fiscalía de Durango.

Autoridades locales dieron a conocer el caso de una madre que maltrataba a su hijo de 17 años, propinándole golpizas con un cable de luz en el patio de su vivienda.

Personal de la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes acudió al domicilio  para resguardar al adolescente, así como a sus dos hermanos menores, quienes ahora se encuentran bajo custodia del DIF municipal.

Quien realizó la denuncia fue el padrastro de los menores, acudiendo al Centro de Justicia para Menores con la grabación en la que se muestra al menor violentado.

Las imágenes recolectadas muestran a la mujer pidiéndole al joven que se arrodille y le pida perdón, mientras lo golpea.

Se esperan los resultados de exámenes psicológicos-emocionales para así actuar de manera correspondiente con respecto a la madre de los menores.