compartir en:

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció con orgullo la detención de casi 300 inmigrantes luego de un operativo dentro de un establecimiento de Allen, Texas.

A través de una carta de prensa, ICE dijo que la mayoría de los trabajadores de ese negocio estaban de manera ilegal en el país, provocando una de las mayores detenciones de indocumentados desde hace casi 10 años en la región.

La empresa afectada es CVE Technology Group INC, la cual se dedica a la restauración de aparatos electrónicos.

ICE dio con el establecimiento después de una auditoría realizada en enero de los formularios I-9 de los trabajadores del local, encontrando presuntas irregularidades en los contratos.

“Las empresas que a sabiendas contratan a extranjeros ilegales crean una ventaja injusta sobre sus empresas competidoras. Además, les quitan empleos a los ciudadanos estadounidenses y residentes legales, y crean una atmósfera preparada para explotar a su fuerza laboral ilegal”, en el comunicado, La Migra expresa que los inmigrantes les quitan los empleos a los estadounidenses.

Las personas arrestadas serán investigadas por el Servicio de Inmigración y ellos serán quienes determinen su futuro.

Yes