compartir en:

El pasado lunes el Departamento de Policía del Condado de Prince William, informó que una madre y su hija fueron víctimas de un presunto asalto en un suburbio de Woodbridge, Virginia.

De acuerdo a la denuncia emitida por las víctimas, durante la medianoche del sábado la mujer de 50 años, no identificada, salía de un 7-Eleven ubicado en Cardinal Drive, al dirigirse a su automóvil, dos hombres se le se acercaron y la amenazaron con una pistola.

Mientras esa escena sucedía la hija de la mujer, de 22 años, salía de la tienda sosteniendo una taza de chocolate caliente y actuó en contra de los hombres arrojándoles su bebida.

Ante este ataque, los delincuentes  huyeron aturdidos por el chocolate hirviendo dejando a las dos mujeres ilesas.

Luego de hacer pública la denuncia ni el Departamento de Policía del Condado de Prince William ni 7-Eleven han respondido a la solicitud inmediata de comentarios sobre si han logrado algún avance en la captura de los sospechosos.