compartir en:

Protección Civil de la región tomará las medidas necesarias en otras zonas en las que pueda ocurrir un escenario similar.

La colonia Lomas de Rubí, situada en Tijuana, fue víctima del derrumbe de un cerro en donde al menos 51 familias perdieron sus viviendas.

Marco Antonio Corona Bolaños, diputado local, señaló que los damnificados deben ser respaldados por las autoridades correspondientes y llevarse a cabo una investigación a fondo para sancionar cualquier omisión. Expuso que se debe garantizar que las viviendas posean seguridad estructural “y en cuya adquisición no resulte lastimada su economía familiar".

“Lo más importante es respaldar a las familias afectadas, apoyándolas no solamente en sus necesidades más apremiantes, sino construyendo una ruta a través de la cual puedan recobrar su vivienda”.

De igual forma, dijo, es necesario que se atienda la demanda de esas familias en el sentido de que se vigile el lugar “a fin de evitar la rapiña, así como establecer un mecanismo para que puedan recuperar sus pertenencias".

Recordó que aunque el deslizamiento del cerro donde se asentaban las viviendas afectadas comenzó desde el 19 de enero, las autoridades respondieron apenas hace unos días.

Asimismo solicitó que la Dirección Estatal de Protección Civil tomar las medidas necesarias en otras zonas de Tijuana que presentan escenarios similares, a fin de reubicar a los ciudadanos que ahí habitan.

Hasta el momento no se reportan daños a personas.

Con información y fotografías de Notimex.