compartir en:

Durante la audiencia de Joaquín “El Chapo” Guzmán, la Fiscalía estadounidense presento a su sexto testigo, en contra del capo mexicano, quien fue identificado como un narcotraficante colombiano. 

De acuerdo con su testimonio, Jorge Milton Cifuentes Villa, como dijo llamarse, Alias “Jota” o “Penúltimo” admitió que conoció a Guzmán Loera en el 2003, cuando fue en busca del “Chapo” a quién solicitó protección contra Ismael "El Mayo" Zambada de quien sospechaba habría eliminado a uno de sus socios más cercanos, como advertencia. 

Cifuentes comenzó su declaración, describiendo como llegó al rancho de Guzmán Loera en la sierra de Culiacán, a bordo de un avión que aterrizó en una pista inclinada. Donde aseguró que rezó tres padrenuestros por el miedo que le causó esa pista. 

Posteriormente argumento que Guzmán, lo recibió personalmente en la pista de aterrizaje a pesar de que se encontraba festejando el segundo aniversario tras su fuga de la cárcel de Almoloya en enero del 2001. 

Por lo que como obsequio Cifuentes le ofrecerle un helicóptero, para que aterrizara “de forma civilizada” en su rancho. 

Cifuentes Villa, originario de Medellín, aseveró que proviene del clan Cifuentes Villa vinculado con el Cártel del Norte del Valle y a los grupos paramilitares de las autodefensas. Además, mencionó que uno de sus hermanos estaba vinculado con Pablo Escobar. 

Argumentando que él fue el vínculo entre Escobar y “El Chapo” Guzmán, testificando que estuvo en México por un par de temporadas, de 1988 a 1998, y luego a partir del año 2002. 

Donde el “Jota” mencionando que su principal responsabilidad era verificar pistas clandestinas de aterrizaje, abastecer de combustible a los aviones que arribaban con cocaína de Colombia, alimentar a los pilotos y cerciorarse “de que los mexicanos no estuvieran borrachos” al recibir la carga. 

Por lo que Cifuentes fue arrestado en 2012, y extraditado a Estados Unidos en 2015, donde se declaró culpable y firmó un acuerdo de cooperación con la fiscalía.

No