compartir en:

De acuerdo a medios un menor hondureño falleció la madrugada del domingo, en el hospital Doctor Jesús Gilberto Gómez Maza, de Chiapas, estado de México, en la frontera con Guatemala, luego de recibir un disparo en la cabeza cuando se dirigía a la frontera entre México y EU.

Según los reportes, el niño migrante viajaba a la frontera para reunirse con su madre; Oscar Ramón Cardoza Sevilla viajaba con otros 40 migrantes centroamericanos en una camioneta Pickup, cuando fueron blanco de un ataque armado en el que también murió un hombre, y una mujer de 36 años resultó herida.

El padre de Oscar informó que el ataque provino de la Policía Federal mexicana:

“Sí, eran policías, eso me dijeron, que era una patrulla con torreta, y los que les dispararon llevaban uniformes azules como el de los federales”.

Por otro lado, las autoridades aseguraron que un grupo armado fue responsable del ataque cuando transitaba por el kilómetro 106 de la carretera Malpaso-Los Choapas, a la altura del municipio de Huamanguillo, en Tabasco, sureste de México.

Ante este acto, el activista y defensor de migrantes, Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), pidió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos investigar el ataque para deslindar responsabilidades, pues junto con las bandas criminales hay policías que extorsionan a los traficantes de personas.

.