compartir en:

El gobernador Andrew Cuomo otorgó ayer el perdón a 61 personas, de las cuales 18 estaban en proceso de deportación o enfrentaban problemas relacionados con su estatus migratorio debido a crímenes cometidos anteriormente.

La decisión del gobernador se dio gracias a que estas personas han contribuido en la sociedad y han llevado a cabo grandes esfuerzos para su rehabilitación.

Entre los perdonados por el gobernador se encuentran: Lorena Borjas, de 57 años, quien recibió una condena por facilitación criminal en 1994. Borjas es una mujer transgénero originaria de México y, desde entonces, ha sido una importante defensora de las comunidades transgénero y de los inmigrantes.

Otro de los beneficiados fue Freddy Pérez de 53, condenado por venta de una substancia controlada el año 1993 y quien ahora podrá ajustar su estatus migratorio y convertirse en ciudadano.

Los otros individuos habían sido condenados por crímenes no violentos y se han mantenido alejados de los problemas por al menos 10 años.

Asimismo, perdonó a otras dos personas por motivos ajenos al estatus migratorio, a 39 jóvenes que habían cometido crímenes no violentos y conmutó la pena de dos individuos que estaban en la cárcel.