compartir en:

Ante la presión que ejerció el presidente Donald Trump, líderes demócratas en el Congreso han cedido y están dispuestos a destinar miles de millones del presupuesto federal del país para financiar la expansión del muro fronterizo.

Los demócratas han declarado estar dispuestos a otorgar recursos para el muro, que podrían ascender a 20,000 millones de dólares, a cambio de que sea aprobado un alivio para los jóvenes que emigraron en su niñez a Estados Unidos sin documentos, conocidos como "dreamers".

El acuerdo, que podría beneficiar al menos a cerca de 800,000 jóvenes que ya se habían acogido al programa de deportación diferida o DACA, podría incluso expandirse para incluir a más de dos millones de migrantes sin documentos en Estados Unidos.

Pese a que los demócratas han manifestado públicamente que ya han cedido respecto al financiamiento del muro, Trump pide terminar con la llamada “migración en cadena”, que permite que un inmigrante pueda solicitar permisos de residencia para familiares de primer grado.

Asimismo, la Casa Blanca ha exigido terminar con el programa de “lotería de visas”, que otorga permisos de trabajo a ciudadanos de países subrepresentados en Estados Unidos.

De acuerdo con legisladores, Trump y el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, habían ya alcanzado el viernes un acuerdo para financiar el muro, pese a lo cual la Casa Blanca se retractó horas más tarde debido a que añadieron al trato terminar con los programas migratorios mencionados.

El legislador demócrata Luis Gutiérrez, del estado de Illinois, aceptó que su partido está dispuesto a otorgar recursos para el financiamiento del muro.

“Creo que el muro es un derroche monumental del dinero de los contribuyentes. Es construir un monumento a la estupidez, y es simplemente una idea idiota”, fustigó Gutiérrez en una entrevista transmitida este domingo.