compartir en:

El primer discurso sobre el Estado de Unión de Donald Trump fue divisivo y polarizante, a pesar de que había prometido ser optimista y unificador, coincidieron los legisladores demócratas.

Además señalaron que esperaban escuchar algo conciliatorio sobre cómo proteger a cientos de miles de jóvenes inmigrantes que enfrentan la migración, luego de que el mandatario republicano y su equipo de la Casa Blanca desecharan una reforma bipartidista.

“Después de un largo y divisivo año, muchos estadounidenses estaban anhelando que el presidente presentara una función unificadora del país”, dijo el líder de los demócratas en el Senado, Charles Schumer.

La respuesta oficial de los demócratas, presentada por el representante Joe Kennedy III, consideró que Trump está convirtiendo a Estados Unidos en un país donde alguien tiene que perder para que otro pueda ganar.

Los cuatro pilares de una reforma migratoria bipartidista “deberán ser respaldados por los republicanos y demócratas, donde algunos serán beneficiados y otros no”, instó el presidente ante el Congreso en referencia a su plan para dar ciudadanía a los "dreamers" a cambio de la construcción del muro en la frontera con México, así como de la terminación de la migración en cadena y de la lotería de visas.

“Ustedes son parte de nuestra historia. Vamos a luchar por ustedes y no nos vamos alejar”, dijo Kennedy en español a los jóvenes indocumentados.

En redes sociales el alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo expresó que un gran muro en la frontera no es sinónimo de protección sino “un ícono político de 25 mil millones de dólares”.

Por su parte, la legisladora de origen mexicano de California, Linda Sánchez, coincidió en que el presidente aprovechó su mensaje para continuar dividiendo el país.

"Esperaba que el presidente aprovechara esta oportunidad para ir más allá de su retórica divisiva y definir una solución sensible y compasiva hacia los 'dreamers'… Lamentablemente, redobló sus estereotipos de odio y su costoso muro medieval”, ironizó Sánchez.

El senador demócrata por Nueva Jersey, Cory Booker, deploró que Trump perdiera la oportunidad para unificar al país, y en cambio sembrara más divisiones.

“Lo que vimos esta noche fue al presidente haciendo más propaganda y demagogia, cuando lo que necesitamos es liderazgo, carácter y valor”, señaló.