compartir en:

Al menos 12 trabajadores inmigrantes que se encontraban laborando en uno de los clubs de golf de Donald Trump, en Nueva York fueron despedidos de la noche a la mañana, a pesar de que sus gerentes sabían desde hace 8 años que eran indocumentados.

De acuerdo con uno de los abogados de los afectados, Donald Trump dio la orden a uno de los gerentes mientras se encontraba en medio de un discurso contra las personas que trabajan ilegalmente en Estados Unidos.

El abogado defensor, Anibal Romero, señaló que los trabajadores tenían al menos 12 años trabajando en el lugar y los gerentes estaban enterados de su situación y de los papeles falsos que presentaron para obtener el empleo, sin embargo, hasta este día se hicieron de la vista gorda.

Esta situación se da días después de que los trabajadores de otro de los clubes del presidente ubicado en Nueva Jersey, hablaron con reporteros sobre la manera en la que el personal de Trump los contrató de manera ilegal e incluso los ayudaron a conseguir papeles falsos.

Hasta el momento ninguna persona de la Casa Blanca ha emitido un comentario al respecto.