compartir en:

Las autoridades capitalinas se encuentran en la espera del diagnóstico del joven Marco Antonio Sánchez Flores, quien continúa internado en el Hospital Psiquiátrico Infantil Juan N. Navarro, al sur de la Ciudad de México, para que se presente a dar su declaración.

El estudiante Marco Antonio fue trasladado la madrugada del lunes al hospital, a causa de las fuertes agresiones que presentaba y por el estado psicológico que tenía. Hasta ahora, los gastos hospitalarios han sido pagados por su familia.

El padre del menor, Marco Antonio Sánchez Chávez, decidió comunicar ante los medios que su hijo ha sido sometido a deferentes exámenes médicos, incluso tuvo que ser sedado; esto con la finalidad de brindar el diagnóstico sobre su estado de salud.

Sin embargo, aprovechó la presencia de las cámaras para asegurar que Marco Antonio fue golpeado por los elementos de la Policía de la Ciudad de México, por lo que exigió que se haga justicia por la “desaparición forzada” a la que fue sometido su hijo.

“Esto no hubiera pasado si tuviéramos una policía preparada”, indicó el padre.

En la valoración médica que se realizó por petición de la Fiscalía del Estado de México, el menor ingresa con malas condiciones de higiene, con una expresión perpleja, deshidratado, con diferentes golpes, entre ellos una lesión en el tobillo; y es diagnosticado con un cuadro de “delirio mixto”, debido a su discurso desorganizado y por la falta de construcción en sus ideas.

Al igual, se señaló que Marco agredió con una bofetada a su padre en el momento del rencuentro, aunque esta acción no se ha confirmado.

Uno de sus parientes identificado como Raúl Martínez informó que su primo Marco Antonio Sáncheztiene un estado delicado por el momento, por lo que no ha podido reconocer a sus propios padres, ni siquiera él sabe quién es.

“Estuve presente en la toma de sangre y la de orina no se la han podido hacer, está en proceso, tuvo que ser sedado, así está de mal. Los médicos no me han informado cuándo pueda ser dado de alta”, mencionó el padre de la víctima.

PRESUNTOS AGRESORES DE MARCO ANTONIO DAN EL RECUENTO DE LOS HECHOS

Por su parte, los elementos de la policía detenidos por el ataque contra el menor dieron a conocer este martes el recuento de lo sucedido el pasado 23 de enero, cuando se reportó la detención de Marco Antonio Sánchez en la delegación Azcapotzalco.

El oficial identificado como Martín González Martínez declaró antes las autoridades responsables que el arresto del joven fue ejecutado tras recibir una denuncia por parte de dos jóvenes, cercanos a las inmediaciones del Metrobús El Rosario.

Los agentes fueron notificado que Marco Antonio se encontraba molestando a una persona al pedirle dinero, por lo que lo relacionaron con un asalto.

En ese momento, el estudiante fue detenido por los policías y a pesar de haber confirmado que no hizo nada, decidieron registrarlo.

“Le encontramos una manzana y al hacer la revisión le encontramos otro bulto, pero fue cuando corrió hacia la estación del Metrobús. Le dije que por qué corría y respondió que no había hecho nada, que no lo podía detener, pero fue cuando llegaron el resto de mis compañeros”, contó el oficial.

Otro de los acusados, Ricardo Trejo Flores, refirió que el menor fue detenido por la imagen agresiva que presentaba, sin embargo abordó su motocicleta para encontrar a la parte acusadora y acudir con ambos al Ministerio Público.

“El compañero me refiere que no se puede poner a disposición a esta persona porque así nos lo marca el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y le dice al joven que le va a retirar los candados de mano y que se puede ir”, afirmó.

Las autoridades liberaron al menor a metros de una iglesia sobre la avenida las Culturas,pasando Cultura Norte de la colonia El Rosario, desde eso momento desconocen el paradero de Marco Antonio.

Cuando ambos elementos fueron cuestionados por las agresiones del detenido, ellos comentaron que son ajenos a la detención del pasado 23 de enero, ya que se puede confirmar que el arresto del joven no duró más de cinco minutos.