compartir en:

Alfredo del Mazo Maza, inició ya como precandidato oficial del PRI a la gubernatura su precampaña en Tlalnepantla, arropado por la clase política de su partido. Y es que cuando entregó la documentación complementaria para su registro, dijo que “la unidad no debe ser el fin, sino el principio”; así lo entendieron los priistas y van con todo, porque saben que deben estar unidos para conservar la única entidad que no ha sido ganada por la oposición, sobre todo cuando tienen enfrente a una Delfina Gómez de Morena, quien a pesar de los presuntos errores que ha cometido por supuestos actos anticipados de campaña, sancionados ya por el INE, la verdad crece y crece, apoyada con todo por López Obrador.

Por cierto, muchos priistas nos han comentado que esperan que Alfredo del Mazo, se dé cuenta de que la muy nombrada Alejandra del Moral como sustituta de Carlos Iriarte al frente del PRI mexiquense, no manda un mensaje de unidad, ni de fortaleza, al estar poco posicionada entre la militancia y no tener liderazgo, lo cual se notó en su última reunión del proceso interno en donde pasó desapercibida. Y es que ante la supuesta negativa de Ana Lilia Herrera para ocupar ese cargo y no poder poner a Carolina Monroy del Mazo, por aquello de los apellidos, se quieren ir con lo que se impone por cuestión de género y quizá por Luis Videgaray, a pesar de la altivez y los escándalos detrás de quien fuera presidenta de Cuautitlán Izcalli y directora de Bansefi.

En Nezahualcóyotl, este fin de semana hubo un evento masivo de adhesiones a Morena por parte de ex priistas, perredistas y algunos panistas que llegaron por miles, pero en realidad fue mucho ruido y pocas nueces, porque sí llegaron más de 50 mil personas al estadio de Neza, pero figuras de gran peso político que se cambiaran a Morena, en realidad no hubo, eso es un hecho.

Y en el PAN siguen con sus indecisiones, en un proceso interno que ya fue impugnado por el PRD mexiquense por no sacar a tiempo su convocatoria.