compartir en:

Organizaciones de beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) criticaron a los republicanos y demócratas que apoyaron postergar el debate de su situación en Estados Unidos, pero confiaron en lograr un alivio migratorio en enero.

“Con votos vergonzosos, 17 demócratas se volvieron miembros del 'Grupo de Deportación' (...) Pero estamos aquí para quedarnos. ¡Estamos prendidos y vamos a ganar la Ley Dream en enero!”, sostuvo la agrupación United We Dream, que aglutina a una porción de los 690 mil “dreamers”.

Con apoyo republicano y demócrata, el Congreso aprobó el jueves una ley temporal de gasto que evitó el cierre del gobierno general y lo mantiene en operación hasta el 19 de enero, pero excluyó la consideración de cualquier tipo de iniciativa de alivio migratorio para los beneficiarios de DACA.

“Ahora está más claro que la administración Trump está empujando a la nación a un camino peligroso de xenofobia y sospecha, mientras el liderazgo demócrata ha capitulado ante la agenda extremista del mandatario”, señaló el presidente de la Dream Action Coalition, César Vargas.

Las dos organizaciones dejaron en claro que continuarán sus acciones de organización y movilización para sensibilizar a los legisladores sobre la importancia de aprobar la ley Dream en enero.

Sólo durante las últimas semanas, cientos de "dreamers" ocuparon más de 50 oficinas de legisladores, obligaron al cierre de varios recintos en la Cámara de Representantes y el Senado, con saldo de varios arrestados y una breve huelga de hambre de media docena de activistas.