compartir en:

Pese a la incertidumbre del futuro educativo de los dreamers, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pretende brindarles su apoyo a través del Programa de Becas Excélsior, esquema que aprobó  para ofrecer educación universitaria gratuita a estudiantes de familias de clase media.

De acuerdo a medios locales, el plan del gobernador es hacer cambios a las leyes del sistema educativo para que los jóvenes inmigrantes puedan ingresar a la universidad a pesar de no contar con un estatus migratorio legal.

Como primer paso, se incluyó una provisión, que no fue especificada, en el presupuesto estatal para el año fiscal 2018 que asciende a los $168 mil millones, para ampliar el plan de becas gratuitas. Sin embargo, republicanos en el Senado estatal ya han expresado su rechazo a esta petición.

Te puede interesar: Ahora la universidad será gratuita en NY

Cabe destacar que anteriormente Andrew Cuomo, anunció que seguirá apoyando a los dreamers  sin importar los cambios que se hagan a nivel federal con DACA.

Programa de Becas Excélsior

El pasado 11 de abril, el senado de Nueva York aprobó un presupuesto para el plan de becas propuesto por el gobernador Andrew Cuomo que tuvo un costo de aproximadamente 163 millones. 

Este plan cuenta con el apoyo de Bernie Sanders, quien es reconocido por apoyar la educación. Cabe destacar que Sanders ayudó a Cuomo para presentar la beca en Queens en LaGuardia Community College, además de dar inicio a la ley para que las universidades públicas sean gratuitas para las familias de clase media. 

A pesar de que en otros estados del país se ofrece matrícula gratuita dentro de colegios comunitarios, con esta nueva iniciativa, Nueva York se convertirá en estado con el sistema de universidades públicas más grande que brindará este beneficio a los estudiantes que más lo necesiten. 

Este programa tiene como objetivo apoyar las aspiraciones educativas y profesionales ya que eliminará el peso de la deuda estudiantil, el cual es uno de los problemas más grandes. En la actualidad, la deuda estudiantil representa alrededor de 1.26 billones de dólares.