compartir en:

Una agradable sorpresa, de esas que tocan el corazón a través de una cocina a la que llamaremos “comfort food gourmet”, esto es Épice.

Acomodado en un rinconcito de bosques de las Lomas (una zona que no se caracteriza por tener las mejores propuestas gastronómicas) encontramos a Épice, un lugar que sin ser pretencioso, busca convertirse en el favorito de la colonia.

El espacio te hace hace sentir como si estuvieras al aire libre, rodeado de verde y madera, todo cubierto por un te- cho de cristal. La decoración es moderna pero acogedora la vez , con detalles en azul cielo presentes en algunos elementos decorativos.

Su menú está compuesto por platillos elaborados con ingredientes de muy buena calidad y muchos de ellos provenientes de productores locales.

Sirven desayunos y comidas con toques americanos, medite- rráneos y libaneses presentes a lo largo de toda su carta.

Para el desayuno probamos unos huevos benedictine con salmón, espárragos y salsa holandesa con chipotle; unos espectaculares hot cakes de limón amarillo con semilla de amapola; un pan francés inolvidable en pan brioche con un toque de cerveza obscura en la masa y cubiertos con con azúcar masca- bado y acompañados de trozos de manzana al horno.

La comida también es un placer para los sentidos; burrata fresca con alcaparras fritas, arúgula, cáscara de limón amarillo confitado y pistaches; sopa de jitomate rostizado con alba- haca, de esas que recuerdan a casa de tu abuelita; un pulpo cocinado a la perfección acompañado de jocoque y hummus con perejil frito y garbanzo; todo esto es una probadita de lo que puedes encontrarte en esta muy recomendable lugar.

Fun fact:

Épice (se prinuncia epis) viene del francés y quiere decir especia.