compartir en:

Román Abasolo y su esposa fueron a vender sus productos a una feria del poblado de Santa María Xonacatepec, en Puebla, y dejaron dormido a su hijo en la caja trasera de la camioneta.

Al terminar de descargar su mercancía, los padres ya no encontraron la camioneta Crysler modelo 1991. Román llamó al número de emergencias y reportó el robo del vehículo y de su hijo.

Luego de 4 horas, los policías federales encontraron el vehículo abandonado con capacidad para 3.5 toneladas sobre la autopista México-Puebla, cerca del municipio de Huejotzingo con dirección a la Ciudad de México. El niño todavía se encontraba dormido.

Los policías trasladaron al niño en una patrulla y notificaron a los padres que su hijo estaba bien.

La madre se reunió con su hijo en las instalaciones de la Policía Federal, donde una psicóloga brindó ayuda al menor.

TE PUEDE INTERESAR: Estos son los vehículos más robados en Puebla