compartir en:

En el último día de trabajos de la sexta ronda de negociaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN) se intensificaron las presiones para que México se comprometa a elevar sus estándares laborales.

El demócrata por Nueva Jersey, Bill Pascrell, enfatizó que el tema es crucial para el avance de las negociaciones.

“Los negociadores mexicanos parece que no han captado los grandes asuntos en el tema laboral”, afirmó el congresista.

Además reconoció que las negociaciones “se están moviendo” y señaló que necesitamos “salvar” el TLCAN. Sin embargo, dijo que es necesario tener un “ajuste” en los estándares laborales del tratado trilateral.

“Estoy menos optimista que ayer, pero tengo esperanza”, indicó Pascrell, quien consideró que el TLCAN “no ha sido bueno para Estados Unidos y en muchas formas tampoco para México”.

‘La respuesta de México no satisface’

Por otra parte, para el congresista demócrata por Michigan, Sander Levin, el foco debe estar en los temas “sustanciosos” y no los tiempos de las rondas, también consideró que en Canadá y Estados Unidos se han perdido empleos en las industrias que han llevado su producción a México, el cual por 24 años ha operado “sin ninguna presión en estándares laborales y ambientales”.

Señaló que en los procesos de negociación hay que ser “optimistas, pero realistas”, y consideró que la respuesta de México no satisface las expectativas estadounidenses, porque “esas condiciones (laborales) deben ser ajustadas”.

Se espera que mañana lunes se presenten los avances de esta sexta ronda de negociaciones del TLCAN y el calendario de las próximas reuniones, que podrían, incluso, extenderse hasta 2019.