compartir en:

Vaya sorpresa que se llevó la Guardia Costera estadunidense al encontrase de manera inesperada casi siete toneladas de cocaína en el Pacífico.

Lo curioso del caso, es que en el operativo se encontraba una tortuga marina atrapada entre la droga.

Los agentes creen que el alijo fue arrojado por la borda de una lancha rápida por narcotraficantes en una persecución policial.

Se estima que el valor comercial de lo decomisado es de 53 millones de dólares aproximadamente.

La policía detalló que este hallazgo se dio luego de que un avión militar informara sobre el hallazgo.

Al llegar al lugar, los oficiales se encontraron la extraña escena e intentaron cortar con cuidado las cuerdas y no dañar las aletas ni el cuello de la tortuga.

De acuerdo con veterinarios que revisaron al animal, la tortuga llevaba por lo menos dos días atrapada.
 
La policía informó que durante su operación por el Pacífico Oriental, se decomisaron.755 kilogramos de cocaína y seis kilogramos de mariguana en ocho interceptaciones que dejaron 24 presuntos contrabandistas detenidos", señaló el texto.