compartir en:

 

Después de que Pumas terminará el torneo pasado en el penúltimo lugar de la tabla general, pocas personas habrían pensado que ahora sería el líder del actual Clausura 2018.

Sin embargo, apenas se han disputado cuatro jornadas y algunos creen que el buen paso de los felinos es un “espejismo” y que cuando el torneo esté más maduro irán descendiendo de posiciones, pero eso no le preocupa al mediocampista David Cabrera.

Está bien que sigan creyendo que esto es un espejismo, no nos gusta que crean que somos los mejores, al contrario, mientras más tranquilos nos dejen, mejor. Los últimos dos juegos (ante América y León) fueron empate, pero se hicieron buenos partidos”.

Cabrera comentó en conferencia en la Cantera que el partido de este domingo ante el vigente campeón del futbol mexicano, Tigres, será una buena oportunidad para demostrar que pueden hacer bien las cosas el resto del torneo.

"(Tigres) Es un rival bastante bueno. Me parece que es una buena oportunidad para demostrar muchas cosas, sobre todo que el equipo está firme y sólido. El objetivo de nosotros es sacar la mayor cantidad de puntos cada partido, así como reafirmar lo que se ha hecho en estas cuatro semanas y que se puede seguir por esa línea".

Aunque en los últimos años Tigres ha dominado a Pumas tanto en el torneo regular como en Liguilla y Liga de Campeones, Cabrera consideró que su equipo tiene los suficientes argumentos para competirle a una de las mejores plantillas de México y al resto de los equipos.

Pumas, líder con ocho puntos (dos triunfos y dos empates) recibirá este domingo al mediodía en la cancha del estadio Olímpico a Tigres, sexto general con siete unidades (dos victorias, un empate y una derrota).