compartir en:

Anthony Pérez era conocido por todos sus vecinos como un niño noble y cariñoso, desafortunadamente murió tras caer en un estanque congelado para salvar la vida de uno de sus mejores amigos.

La desgracia ocurrió en Queens, cuando ambos jugaban tranquilamente sin imaginar lo que pasaría.

El Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY, por sus siglas en inglés) informó que fueron alertados de lo ocurrido y llegaron al lugar para retirar al pequeño, que ya había estado más de media hora sumergido en el agua.

Aún con vida fue llevado al Centro Médico de Jamaica, pero dos horas más tarde, los médicos no pudieron hacer nada por él y fue declarado muerto.

Según información oficial, los hechos ocurrieron este martes alrededor de las 16:15 horas.  

Se sabe que los niños caminaron sobre el lago congelado y de repente una de las capas se vino abajo, provocando el terrible incidente.

De inmediato, su compañero de juego salió corriendo en busca de ayuda.

La identidad del amigo de Anthony no fue revelada por respeto a los familiares.

Por su parte la dependencia recalcó que el hielo de los lagos y estanques no es fiable.

“El hielo no es seguro, no va a apoyar tu peso, y puede tener consecuencias trágicas”, aseguró por medio de un comunicado el subjefe de bomberos George Healy, División 13.

Finalmente, el  FDNY pidió a toda la población tomar las precauciones necesarias para evitar este tipo de problemas, además de mantener seguros a los más pequeños de la casa.