compartir en:

Este jueves el alcalde de la ciudad Bill de Blasio, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD por sus siglas en ingles) y el comisionado del Departamento de Policía de la ciudad James P. O'Neill, ofrecieron una rueda de prensa para esclarecer el caso de un exmaestro de El Bronx y su hermano que fueron detenidos por el FBI debido a que son acusados como presuntos terroristas al almacenar materiales explosivos.

Según las autoridades, desde octubre del año pasado Christian y Thomas Toro creaban y almacenaban materiales para la realización de bombas, esto con ayuda de alumnos a quienes les pagaban para que quemaran fuegos artificiales y extrajeran la pólvora.

Hechos

El pasado 4 de diciembre un estudiante de la escuela secundaria de Harlem, llamó a la institución para advertir una amenaza de bomba, sin embargo al acudir las autoridades correspondientes arrestaron al alumno.

Al ver los oficiales en el instituto, Christian Toro decidió presentar su renuncia al plantel,  pocos días después Thomas Toro, acudió al instituto para regresar la laptop que se había llevado su hermano, sin pensar que esa sería la evidencia para que después fueran detenidos.

Una vez estando el ordenador con las autoridades escolares, se decidió investigar su contenido, por lo que un especialista técnico reportó que se hallaba un manual de cómo crear bombas.

Con este hallazgo, el pasado 8 de febrero las autoridades acudieron al departamento de Christian para interrogarlo, pero no obtuvieron una respuesta favorable  ya que él y su hermano declararon que ese manual no era significante.

De igual modo, el exprofesor declaró que el solo hecho un vistazo al manual que encontró en internet cuando ocurrió el atentado de Boston en 2013.

Al no quedar satisfechos con las respuestas, se pidió una orden de cateo, la cual se realizó este 15 de febrero, en el inmueble se encontraron 20 libras de óxido de hierro, cinco libras de polvo de aluminio, cinco libras de nitrato de potasio y dos libras de azúcar de confitería, materiales exclusivos para la realización de explosivos potentes.

Igualmente se halló “polvo explosivo negro” en un frasco de vidrio, material que puede estallar con facilidad.

Hasta el momento, los hermanos Toro serán procesados para determinar su situación legal.

Ante todo el trabajo que se realizó en equipo, De Blasio aprovechó sus redes sociales para agradecer el trabajo de hombres y mujeres que detuvo u posible atentado, también agradeció al personal de la escuela que se adelantó e impidió una posible tragedia.