compartir en:

Han sido varios los migrantes en Nueva York que cuentan con antecedentes criminales a raíz de pequeños incidentes en el subway.

Por este motivo, la Fiscalía de Manhattan comenzó esta semana con una nueva política de justicia, con la cual ya no se tramitarán casos o procesarán delitos menores como brincar los torniquetes, esto sólo si las personas no cuentan con antecedentes o representan un riesgo para los demás pasajeros.

En el pasado, por ejemplo, si alguien entraba al subway sin pagar y tenía un caso pendiente, esto podía afectar su estatus migratorio.

El principal objetivo es proteger a los migrantes que no cuenten con record criminal.

“Si alguien es arrestado por evadir una tarifa de $3 dólares, las consecuencias pueden llegar a afectar el derecho de un inmigrante a quedarse en este país”, aseguró el fiscal de Distrito en Manhattan, Cyrus Vance Jr.

Por su parte, activistas pro inmigrantes aplaudieron esta decisión.

Además, de esta forma la Fiscalía podría dedicar su atención a otros crímenes mayores mientras que las personas indocumentadas cooperen con la policía para aclarar los casos sin miedo a ser deportados.