compartir en:

El pasado 1 de febrero, el Fiscal General del Estado de New York, Eric Schneiderman  junto con otros 16 Fiscales han presentado un escrito en un juicio contra la intención del gobierno de Donald Trump de querer cortar fondos federales a las ciudades santuario.

“El gobierno de Trump no tiene la autoridad para de manera unilateral transformar a los agentes de las policías locales y estatales en agentes de inmigración y no pueden penalizar a una localidad simplemente porque no aceptar tal orden”, dijo Schneiderman.

El pasado 24 de enero de 2018, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, por segunda ocasión mostró dureza contra 23 alcaldes de “ciudades santuario” que presuntamente se reúsan a dar información sobre el estatus migratorio de sus ciudadanos.  

Mediante una carta les exigió a estas ciudades entregar pruebas a través de documentos sobre si están o no cooperando con el intercambio de datos entre autoridades locales y agentes de inmigración, sino suprimirían sus fondos en subsidios importantes, bajo el argumento de que son “cómplices” de promover la inmigración criminal y no cumplir con el estatuto federal que solicita compartir información con las autoridades federales. 

“En ciudades a través de New York, las policías locales han demostrado que la protección a la seguridad pública va de la mano con el construir confianza con las comunidades inmigrantes”, añadió el funcionario. “Los Fiscales Generales continuarán dando la batalla contra las crueles políticas del gobierno de Trump que amenazan a nuestras comunidades y a nuestra seguridad”.

El estado de New York recibió del Departamento de Justicia en 2016 cerca de $15 millones de dólares en fondos de seguridad. Hoy este dinero está congelado debido a la pelea legal que el gobierno Trump ha iniciado contra las ciudades santuario.

El escrito de los Fiscales Generales argumenta que el gobierno Trump no tiene derecho a interferir con las ciudades en la manera de cómo estas establecen sus propias políticas de seguridad y de trato con los detenidos inmigrantes.

El juicio de las ciudades santuario contra el gobierno está en este momento en una corte de Distrito en Illinois.