compartir en:

Desde el 2006 casi mil desaparecidos han sido localizados en más de 365 fosas clandestinas en territorio mexicano a partir de febrero de ese año.

La cifra de desaparecidos en México entre 2006 y 2016, frisa los 29 mil, los desplazados por la violencia los 200 mil, y los cadáveres encontrados en más de 365 fosas clandestinas, apenas rebasa los 950.

Durante 2017 Puebla se colocó en el séptimo lugar nacional con el mayor número de personas desaparecidas al sumar, desde hace más de 10 años que inició el conteo hasta octubre pasado, un total de mil 695 averiguaciones previas, carpetas de investigación o actas circunstanciadas del fuero común reportan las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, publicado en el periódico La Jornada.

Se coloca por arriba de estados con altos índices de delincuencia y violencia, como Guerrero, donde se reportaron mil 374 desapariciones, Michoacán, con mil 59, y Veracruz, con 524.

En tanto, los primeros lugares son ocupados por Tamaulipas, con 5 mil 991; estado de México, 4 mil 217; Jalisco, 2 mil 971; Sinaloa, 2 mil 918; Nuevo León, 2 mil 560, y Chihuahua, con 2 mil 99.

Las entidades que reportaron la menor cantidad de desparecidos fueron Baja California Sur, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán, Chiapas y San Luis Potosí, con 38, 58, 67, 84, 89 y 96, respectivamente.

No existe una fuente confiable que proporcione los indicadores certeros. Son los familiares de los desaparecidos los que los cuentan y descuentan, informó el portal de Noticias Sin Embargo.

LAS RASTREADORAS

Luego de la desaparición de su hijo, el 14 de julio de 2014, Mirna Nereida Medina fundó, dos años después, fundó un grupo autodenominado Las Rastreadoras. Integrado por 220 mujeres que buscan en fosas del norte de Sinaloa a sus hijos, esposos y hermanos, con palas y picos, salen al menos dos veces por semana a buscar en fosas los restos de sus familiares.

Suman más de 80 cuerpos localizados.

COLECTIVO SOLECITO

Originarias de Veracruz, el grupo se formó alrededor del 2014, “a través de whatssap”, indicó Lucía de los Ángeles García Henao, coordinadora de Solecito, en entrevista a Imagen del Golfo.

Lucia de los Ángeles Díaz, inició su lucha en junio del 2013, cuando en el puerto de Veracruz un grupo de personas ingresó al domicilio de su hijo, Guillermo Lagunes Díaz, entonces de 29 años y lo desapareció.

Solecito, una de las organizaciones de mayor respeto, localizó en agosto del 2016 una mega fosa clandestina con miles de restos humanos en el predio conocido como Colinas de Santa Fe en el puerto turístico y de carga de Veracruz.

De igual forma los colectivos “los otros desaparecidos de Iguala” y “Unidos por los Desaparecidos” son quienes no han cesado la búsqueda por sus familiares, ante la ineficacia gubernamental.

En todo el país, en su mayoría, hay fosas con uno o dos cuerpos, según reporta Animal Político.

La gran escala y gravedad de lo que sucede en México resalta en comparación con casos en otros países. De 2006 a la fecha han sido exhumados más cuerpos en fosas clandestinas que en Argentina, Chile o Perú.

CASOS RECIENTES

En este 2018, se reportaron casos en Nayarit y Coahuila.

Un total de 23 cuerpos han sido localizados en dos fosas clandestinas que fueron descubiertas la mañana de este lunes por integrantes del Colectivo Familias Unidas por Nayarit, este hallazgo se suma a los 9 cuerpos encontrados en otra fosa anexa en el transcurso del sábado pasado, para un total de 32.

EN COAHUILA DAN CON HORNAS PARA CALCINAR RESTOS

El Grupo Vida de Torreón que busca a sus familiares desaparecidos, reportó un nuevo hallazgo de restos óseos y tres tambos de 200 litros donde presuntamente quemaban a las personas.

Desde el jueves pasado reiniciaron la búsqueda en San Antonio del Alto, municipio de Matamoros, donde previamente habían encontrado cerca de tres mil restos. Además hallaron tres tambos, con los que suman cuatro en la zona.

Luego de más de 10 años de combate al crimen organizado, no se ha podido encontrar una solución a las fosas clandestinas.