compartir en:

Tras el tiroteo registrado en la secundaria de Florida, la familia que cuidó Nikolas Cruz, el principal sospechoso de esta masacre, por fin ha hablado al respecto.

Kimberley y James Snead se hicieron responsables de él luego de la muerte de su madre en noviembre del año pasado.

Por medio de una entrevista concedida a Sun-Sentinel, ambos describieron a Nikolas como un “monstruo”.

"Tuvimos a este monstruo viviendo bajo nuestro techo y no lo sabíamos", aseguraron.

Las armas eran parte de su vida

Cabe destacar que la pareja admite que en su hogar se permitían las armas, incluso estuvieron de acuerdo con que Cruz comprara una pistola el día que se mudó a su casa, por “seguridad”.

Además, también conocían los problemas de depresión por los que pasaba el joven y a pesar de esto, pusieron a su alcance una serie de armas; la única condición es que éstas tenían que estar guardadas.

La familia tenía pistolas y rifles guardados en una caja de seguridad, y la única llave la tenía el papá, pero luego se dieron cuenta de que Cruz tenía su propia copia.

Tras la muerte de su madre adoptiva, el adolescente tuvo que acoplarse a un nuevo estilo de vida e incluso su nueva familia contó que lo educaron, enseñándole tareas básicas como cocinar, usar el microondas y lavar.

“Era muy ingenuo. No era tonto, sólo ingenuo", asegura James.

En cuanto al comportamiento que el menor tenía en su casa, la pareja contó que no creían que tuviera algún problema de acoso o que hubiera tenido alguna ruptura amorosa, como se rumoró luego del incidente.

Hasta ahora, Nikolas no ha presentado ninguna declaración de culpabilidad pero al momento del arresto,  los policías aseguran que confesó lo que había hecho.

Detalles

El Día de San Valentín (14 de febrero), todo parecía transcurrir de manera normal en las instalaciones de la escuela Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida; sin embargo, el exalumno Nikolas Cruz activó la alarma de incendios del plantel y con un rifle semi automático acabó con la vida de 17 personas.

A partir de ese momento, las autoridades y diversos medios de comunicación empezaron a indagar sobre que cuál fue el motivo que impulsó al adolescente a protagonizar una de las masacres escolares más mortales de la historia de Estados Unidos.

Fuente de la imagen: http://www.sheriff.org/Pages/Home.aspx