compartir en:

Agentes de Valle del Río Grande, recuperaron los restos de un número inusualmente alto de inmigrantes que fallecieron durante las temperaturas casi heladas de la última semana.

Ocho de los diez inmigrantes fallecidos fueron encontrados cerca de Falfurrias, Texas. Los otros dos fueron descubiertos en Hidalgo y Norias, Texas.

El jueves 14 de diciembre, agentes de Falfurrias que trabajaban en operaciones de patrullaje en ranchos locales localizaron a un sujeto fallecido en la maleza. Los agentes contactaron a la Oficina del Alguacil del Condado de Brooks y al Juez de Paz local para notificarles del descubrimiento. El cuerpo fue transportado a la oficina del médico forense.

Días antes, los agentes de Falfurrias respondieron al descubrimiento de dos sujetos fallecidos en un rancho local. Durante la recuperación, un agente de interdicción aérea observó a un tercer sujeto fallecido. La Oficina del Alguacil del Condado de Brooks y el Juez de Paz local llegaron y declararon que los tres sujetos habían fallecido. Los tres cuerpos fueron transportados a una funeraria local.

"Los inmigrantes ilegales son víctimas y son engañados por contrabandistas que los llevan a través de terrenos traicioneros y los exponen a condiciones extremas", dijo el jefe de patrulla Manuel Padilla, Jr. "Los que no pueden seguir se quedan atrás, algunos son rescatados por agentes de la Patrulla Fronteriza pero, trágicamente, no encontramos otros hasta que sea demasiado tarde ".