compartir en:

Un grupo de cazadores que se encontraba cerca de un rancho en la comunidad de Falfurrias al sureste de Tijuana, hallaron los cuerpos de cinco migrantes indocumentados.

De acuerdo a fuentes oficiales, los migrantes habrían muerto por el frío que afectó a Texas a principios de año, dos de las víctimas eran hondureños, dos salvadoreños, mientras que la nacionalidad del quinto se desconoce debido a que no portaban ninguna identificación

Asimismo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) señaló que estos cuerpos se suman al hallazgo de otros cuatro inmigrantes que fueron localizados a mediados de enero en la misma área.

El sheriff del condado de Brooks, Urbino Martínez dijo que el recuento de cadáveres en la zona sigue aumentando.