compartir en:

Una pasajera a bordo de un tren de Long Island Rail Road de la estación Penn fue al baño a lavarse las manos pero se llevó una gran sorpresa al ver como salía agua con lodo negro del grifo.

"Hoy el LIRR alcanzó un nuevo nivel insalubre", escribió Paola Pachon. "Con suerte no empiezo a mutar".

Hizo esta publicación junto a un video que muestra la corriente de lodo saliendo. 

Funcionarios de la MTA dijeron que el agua estaba contaminada por el óxido que provenía de una de las estaciones de suministro municipales locales donde el ferrocarril llena los grifos.

Por lo que los trabajadores dejaron el tren fuera de servicio y ahora se encuentran haciendo una inspección en el sistema. 

Además de hacer una limpia en la línea para evitar que esto vuelva a ocurrir.