compartir en:

Este jueves por la mañana en el condado de Middlesex, Nueva Jersey, agentes de inmigración detuvieron a dos hombres que llevaban a sus hijas a la escuela.

Gunawan Liem, de Franklin Park, fue arrestado tras dejar a su hija en la parada del autobús mientras que Roby Sanger, de Metuchen, fue privado de su libertad después de dejar a sus dos hijas en el colegio.

Un tercer hombre, Harry Pangemanan, al ver dos autos sospechosos afuera de su residencia, salió corriendo a la iglesia Reformed Church of Highland Park, donde ahora se encuentra refugiado.

Lo ocurrido fue grabado por el pastor del lugar y publicado en Facebook, donde denunció a la administración de Trump por las acciones que está tomando en contra de los migrantes.

Cabe recalcar que Pangemanan estuvo apoyando a la reparación de más de 200 casas tras el paso del huracán Sandy en el 2012, según lo publicado por el pastor.

“Esto es lo que pasa cuando ICE comienza a destruir nuestra comunidad. Ellos [Harry Pangemanan y otra persona] son ciudadanos excepcionales que han estado activos en nuestra comunidad desde 1993”, dice el pastor Seth Kaper

Por su parte, el gobernador Phil Murphy, se presentó en el recinto religioso para manifestar su apoyo a Pangemanan y a los demás migrantes que viven refugiados.