compartir en:

Según un informe del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en los últimos meses aumentó el arresto en inmigrantes sin antecedentes penales, esto con el fin de demostrar el compromiso que se tiene con el gobierno de Donald Trump respecto a la ampliación de redadas contra población indocumentada en todo el país.

En el informe se indica que de octubre a diciembre del año pasado, 65% de los arrestos son de sujetos con antecedentes penales, en comparación con el 82% que se registró en los últimos meses de la presidencia de Barack Obama. Esto indica que el arresto hacia inmigrantes con antecedentes penales aumentó un 14%, pasando de 22 mil 484 a 25 mil 626; con respecto a los indocumentados sin antecedentes, el incremento es más alarmante pues se registró un aumento casi tres veces mayor, pasando de 4 mil 918 a 13 mil 548.

La dependencia también informó que se efectuaron 39 mil 174 arrestos por deportación en el mismo periodo, lo que significa un aumento considerable, ya que en los últimos meses de la gestión de Obama, únicamente se registraron 27 mil 402.  Esta tendencia en aumento corresponde con el discurso de Trump por hacer más agresivas las políticas migratorias así como el fortalecimiento de las estancias que se dedican a detectar a las personas que se encuentran en el país de forma ilegal.

Cabe destacar, que en el informe  menciona que los delitos más comunes que cuentan como “antecedentes penales” son manejar en estado de ebriedad, consumo de estupefacientes, infracciones de tránsito y de inmigración.

Hasta el momento, el discurso del gobierno de Trump reitera que los objetivos principales son los inmigrantes con antecedentes penales, pero en general, las autoridades competentes están autorizadas para arrestar a todo aquel que no cuente con los papeles correspondientes para vivir en el país.

Fuente de la imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:ICE.XCheckII.3cops1arrest.jpg