compartir en:

En la última década y tras la llegada de Donald Trump a la presidencia, el número de indocumentados en Estados Unidos ha disminuido.

En el año 2017, asegura el centro de investigación Pew, hubo 1.7 millones de inmigrantes no autorizados menos que en 2007. En cuestión de los mexicanos, el número de indocumentados mexicanos descendió de tal forma que ya no es la nacionalidad líder en este estatus migratorio.

Esto se debe principalmente a que hay más inmigrantes no autorizados mexicanos que dejan el país que los que ingresan a él. Entre los años 2002 y 2007, una media anual de 375,000 mexicanos sin documentos ingresaba a Estados Unidos. En el periodo que va de 2012 a 2017 esta cifra anual cayó a 90,000.

Un estudio del centro de investigación, revela que la cifra de migrantes sin autorización de otras nacionalidades aumentó poco, pero tienen una mayor participación en el total debido a la caída del número de mexicanos. En 2017 los inmigrantes no mexicanos fueron 5.5 millones, mientras que en 2007 habían sido 5.3 millones.

En este rubro los países centroamericanos (El Salvador, Guatemala y Honduras) han tomado mucho mayor presencia en los últimos años, mientras que los asiáticos y los sudamericanos siguen perdiendo densidad.

Otro dato que arroja la investigación del centro Pew es la manera en la que estas personas ingresan a Estados Unidos. La mayor parte de inmigrantes “no cruza ilegalmente la frontera” sino que “probablemente llegan con visas legales y sobrepasan la fecha de salida “. Estos últimos inmigrantes son una gran mayoría desde 2010.

No