compartir en:

Este 14 de febrero es una fecha en la que varias parejas le festejan al amor, sin embargo, esto no ocurrió  en una corte del Condado de Denton, donde un inmigrante mexicano fue sentenciado por el asesinato de su esposa en diciembre de 2014.

La sentencia de Ricardo Alfonso Lara Martínez, fue dada a conocer un día después de haber sido señalado como el culpable del asesinato de su esposa María Isabel Romero Medina, en su lugar de trabajo en la comunidad de Denton en el norte de Texas y luego huir hacia México con su hijo de cuatro años.

Hechos

En plena época navideña de ese 2014, Ricardo Alfonso, de 27 años se presentó al trabajo de su pareja sentimental, la buscó y comenzó a golpearla dentro de una oficina de la compañía hasta provocarle la muerte.

Ante este asesinato, Lara Martínez huyo del país llevándose a su hijo Alek, antes de que las autoridades comenzaran a investigar los hechos.

Justicia

Dicen que ningún crimen es perfecto y este no pudo ser la excepción, ya que durante las investigaciones correspondientes, las autoridades recabaron información y pruebas que apuntaban a Lara Martínez como el culpable y aunque haya salido del país, las autoridades mexicanas estaban informadas del caso del inmigrante.

Tuvieron que pasar al menos dos años para que el mexicano fuera detenido en la Ciudad de México en febrero de 2016 y extraditado hacia Estados Unidos.

Según testigos, Lara había amenazado a María Isabel por problemas de custodia con el hijo en común, el pequeño Aleksander, debido a que entre ellos ya no existía ninguna relación.

Durante su extradición Martínez admitió ante policía su participación en el asesinato de Medina, aunque no explico las razones que lo orillaron a cometer tal crimen.

Al llegar al país, la policía de Denton obtuvo una orden de detención contra Lara Martínez por asesinato y ante un gran jurado del mismo Condado se emitió una acusación formal en su contra obteniendo una sentencia de 50 años en prisión por matar a la madre de su hijo.