compartir en:

Daniel Vergara es un habitante de State Island, que es un inmigrante que debido a su estatus migratorio no puede acceder a una licencia de manejo que le permita cumplir con sus necesidades de transporte.

"Yo soy papá soltero, tengo mi hija, que mi hija depende de mí y yo he tenido muchos problemas para llevarla a la escuela, traerla, hay veces que se me ha enfermado", contó Vergara, de la organización Make the Road NY, al medio NY1.

Daniel asegura que tiene varios amigos que se han visto en la necesidad de viajar a otros estados como Connecticut o Maryland, para poder obtener sus licencias y conducir en NY.

De acuerdo con los activistas que están en favor de la legislación de licencias estiman que el estado recibiría cerca de 57 millones de ingresos.

"Unos han dejado de manejar porque los han parado, les han puesto tickets y les dicen: 'si te vuelvo a agarrar otra vez manejando te voy a llevar detenido'. Y esto es un peligro muy grande porque así es como a las familias las separan", explicó Saúl López, también de Make the Road NY.

Este día el concejal Francisco Moya y la organización Make the Road NY realizaron un foro para concientizar a los alumnos de NYU sobre los beneficios de esta política. Moya, quien ya fue asambleísta estatal, asegura que a dos meses que termine el periodo legislativo en Albany hay senadores que detienen este proyecto.

No